“Donde no hay vino, no hay amor”
Eurípides