Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Dibujar lo que sentimos para expresar nuestras ideas, pensamientos y sensaciones a través de gráficos e imágenes. En ello se basa la técnica del “Visual Thinking” (Sentir + Hacer + Decir + Pensar). La bodega Josep Grau Viticultor (D.O. Montsant) quiere ofrecer a sus clientes una experiencia más allá de la cata de sus vinos, y es que creen totalmente que el vino, además de ser el resultado del trabajo de un viñedo y la pasión de quienes con su esfuerzo y deseo están involucrados en su producción, también forma parte de cada uno de nosotros en el momento en el que lo bebemos y saboreamos.

Visual-Thinking-Josep-Grau-Viticultor-(5)

 

Por ello han creado unas “catas a la inversa”, en las que los catadores que se atrevan a adentrarse en experimentar esta propuesta creativa sean quienes, a través de sus dibujos, esquemas y trazos, reflejen en papel lo que cada vino les evoca. No quieren decirles lo que tienen que sentir, sino mostrar, colaborar e incitar a que cada uno se deje llevar por el vino de su copa y plasme en un folio en blanco todo lo que cada sorbo le inspire:

“Que sea la persona que cata nuestros vinos quien nos diga lo que el vino le expresa animándoles a dibujar.”

La idea básica es que el color, la inspiración, las ideas y el humor afloren en cada persona winelover presentes en sus catas. Dentro de los principios de dichos encuentros están la empatía (observar, involucrarse y escuchar); la definición de lo que sentimos y pensamos convirtiendo las sensaciones en dibujos; la comunicación para iniciar conversaciones y debates; la imaginación equilibrada con nuestros pensamientos racionales; y el análisis final de lo ocurrido, expresando lo sentido durante el proceso.

“Las catas de Josep Grau Viticultor se llenarán de color, de ideas, de vida, de buen humor, de equilibrio entre la profesionalidad y la humanidad.”

Visual Thinking Josep Grau Viticultor (1)

Este tipo de dinámicas provocará en los asistentes una mayor vinculación con los vinos catados, ya que transcurrido el evento, sentirán que forman parte de ellos al haber participado activamente en la evaluación de los mismos. De esta manera se genera una comunicación bidireccional entre la bodega y los consumidores, gracias a la participación activa de todos los asistentes, afianzando la relaci´pn entre ambos descubriendo, creando y creciendo gracias a las sinergias que en cada cata se generen.

Si queréis participar en las catas de Visual Thinking de la bodega Josep Grau Viticultor, tendréis que acercaros a su espacio “Tast de Vins” d’El Born (c/ Canvis Nous, 13), ubicado en Barcelona.