Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

A los winelovers nos encanta, emociona, apasiona verdaderamente el vino. Tanto que somos capaces de enamorarnos de cada elemento que esté relacionado con él y todo lo que le rodea. El mundo del vino inspira muchísimo, y prueba de ello son la gran cantidad de manualidades que os hemos enseñado que se pueden hacer con barricas, corchos, botellas, etc. O de decoraciones, ideas innovadoras y experiencias que pueden vivirse en torno a una copa de vino.

Cada día me sorprende más la cantidad de productos que encuentro donde el vino es el eje de su diseño. Y es que a los amantes del vino nos gusta tanto que no solo lo queremos beber y disfrutar, sino también usar su símbolo, su significado, en todo lo que nos rodea.

Hoy traemos un ejemplo de hasta dónde puede llegar la decoración winelovera: cojines y almohadones vinícolas. Y es que dormir entre vinos puede ser una realidad. #DreamWine y a soñar vinito.