Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

No es bonito hablar de desastres en el mundo del vino, obviamente. Las pérdidas en producto, dinero y paciencia que provocan catástrofes naturales, granizos, sequías, o errores humanos (infundados o no), pueden llegar a ser millonarias y devastadoras. Aún así, resulta curioso analizar cuáles han sido los mayores desastres ocurridos en el sector del vino en esta última década. De los errores se aprende, y de las fatalidades, se sale adelante poniendo medios para que no vuelvan a ocurrir. Dicho esto, os dejamos con este listado de los 5 mayores desastres vinícolas de los últimos 10 años.

1. ¡Roca va!
El 21 de Enero del 2014, en Termeno sulla Strada del Vino, una localidad del norte de Italia, una roca de más de 4.000 m³ se desprendió destrozando una bodega y viñedos de más de 300 años de antigüedad. Al menos, no hubo que lamentar heridos.

2. Consejo: Vinotecas sin sobrepeso y bien atornilladas
En una bodega de Sheboygan, ubicada en Wisconsin, Estados Unidos, se encontraron una sorpresita de charco después de que 6.000 botellas de vino se hicieran pedazos al desplomarse las estanterías donde estaban guardadas.

3. Grúa fallida
En el puerto de Australia, la bodega McLaren se llevó un gran susto cuando la grúa que cargaba un contenedor con 500 cajas de sus vinos destinados al mercado americano falló. La tercera parte de la producción anual de la bodega se hizo añicos. Y no solo eso. Cada botella valía 200 €… Menos mal que tenían la carga asegurada.

“Cuando abrieron el contenedor, aquello parecía la escena de un crimen. Pero olía de maravilla”.

4. Malos negocios y mucho fuego
En el año 2011 los bomberos recibieron el aviso de que un almacén de vino se estaba quemando. 6 millones de botellas valoradas en 250 millones de euros quedaron hechas cenizas. 12 millones costó reparar la gracia. Y es que no fue un incendio fortuito. El mismo propietario del local lo incendió para ocultar que había vendido el vino que le habían pagado para almacenar.

5. Terremoto en Chile
En 2010 Chile sufrió un terrible terremoto que alcanzó 8.8 grados. Murieron 800 personas. Además de la catástrofe, el desastre también fue material. 100 millones de botellas de vino (una sexta parte de la producción destinada a la exportación) se quedaron en nada, provocando unas pérdidas de 300 millones de euros. Bodegas Torres perdió en el terremoto 400 barricas y un contenedor con 100.000 litros de vino.

Vía | OkDiario.com