Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

En Navidad las mesas de todos los hogares se llenan de turrones, polvorones y un montón de dulces navideños. En medio mundo, este periodo festivo se celebra en pleno Invierno, y ya sabemos que cuando hace mucho frío fuera, lo que más nos apetece es tomarnos una bebida caliente tapados con una mantita bajo las luces del arbolito de Navidad.

El vino es para todas las épocas del año, y como nos encanta innovar y tomárnoslo de diferentes maneras, ya sea comiendo gominolas o en crujientes galletas, esta vez hemos querido buscar una receta para elaborar vino caliente especiado.

Vino Caliente Especiado

Esta bebida es típica en muchos países y en cada uno recibe un nombre diferente: Mulled Wine o Hot Wine (en Inglaterra), Glühwein (en Alemania), Glögg (en los países escandinavos), entre otros. Y cada uno tiene su variante típico. Además, no es que solo se consuma en Navidad, sino que es normal calentarse el cuerpo con una taza de vino caliente en cualquier época del Invierno.

Ingredientes para hacer Vino Caliente especiado:

1 Botella de Vino Tinto (75cl.)
80 gramos de Azúcar Moreno
4 vainas de Cardamomo
6 Clavos
2 estrellas de Anís
2 ramas de Canela
Una pizca de Nuez Moscada rallada
1 Limón
1 Naranja

Elaboración del vino caliente especiado de Navidad:

  • Pelamos el limón y la naranja.
  • Colocamos sus pieles en una olla junto a las especias y el azúcar moreno.
  • Calentamos la mezcla a fuego lento.
  • Mientras el azúcar se carameliza, añadimos un chorrito de vino tinto para evitar que se pegue al fondo (la cantidad justa para cubrir el azúcar).
  • Una vez el azúcar se disuelva, añadimos el resto de vino y calentamos a fuego lento.
  • No hay que dejar que hierva. A la media hora, retirar y dejar reposar.

Para conservarlo y consumirlo, hay que colar el contenido (y así separar las especias y las pieles, después de que cumplieran su misión de aromatizar el vino).

Vino Caliente Especiado

Y si queremos que los niños o cualquier persona que no quiera consumir alcohol quiera disfrutar de esta bebida caliente, podemos realizar el mismo proceso utilizando un vino sin alcohol o mosto rojo (en este caso, no haría falta añadirle azúcar).

Servir con unas galletitas y ¡a disfrutar!

Vía | www.hogarmania.com