Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Bodega Valtravieso está situada en Piñel de Arriba, Valladolid, en pleno corazón de Ribera del Duero. Cuenta con unas instalaciones construidas de 4.500 m2 rodeadas de unas viñas cuidadas hasta el mínimo detalle, que junto a los jardínes abarcan los 9000 m2 de superficie.

Allí nos recibieron, con el vino Dominio de Nogara, un blanco variedad verdejo D.O Rueda, Pablo González Beteré, ingeniero agrónomo y consejero delegado de Valtravieso, Ricardo Velasco, también llamado “hombre que susurra a las viñas”, enólogo y viticultor, quien asegura que “Francia es su pasión y Ribera del Duero su emoción”; y Manuel Díaz, director comercial de la bodega.

Bodegas Valtravieso Ribera del Duero

Los viñedos de Valtravieso están situados a mayor altitud que los de otras bodegas de la D.O. (920 metros frente a los 750 y 850 de la media), siendo éste uno de sus puntos diferenciadores.

La variedad principal con la que trabajan en la bodega es la Tinta  Fina, uva autóctona de la Denominación de Origen Ribera del Duero. Para aportar mayor complejidad a sus vinos, también utilizan las uvas Cabernet Sauvignon (estructura, frescura, color y concentración) y Merlot (carnosidad, complementando color, intensidad y aromas).

Bodegas Valtravieso Ribera del Duero

Mientras disfrutábamos de un estupendo almuerzo en el viñedo, pudimos conocer la filosofía de Valtravieso, su apuesta por los vinos elegantes y de calidad, y su respeto por el terroir. Según sus palabras, “No somos ecológicos, sino lógicos. Le damos a la tierra lo que nos pide, y la tierra nos da el fruto del mimo con la que la tratamos”.

“Suelo y viña conforman un todo. La acción del hombre sobre el viñedo, el clima, el entorno, la vid y el suelo forman el terroir. Observamos a las plantas y a la tierra: catamos uvas, realizamos tratamientos naturales para aportar aquello de lo que nuestro suelo carece, podamos con inteligencia, reconducimos sarmientos, realizamos aclareos y dejamos que las vides nos transmitan sus necesidades. Pisamos viña, vivimos nuestro viñedo y eso se nota. La viticultura con nuestros suelos pedregosos y sin riego por goteo se hace más compleja, más exigente. Los vinos se hacen en el viñedo, y eso lo tenemos claro en Valtravieso.

Catar directamente del depósito o de la barrica es un lujo para cualquiera que quiera conocer de primera mano cómo evoluciona el vino a lo largo de su proceso de elaboración.

Bodegas Valtravieso Ribera del Duero

Para extraer el máximo potencial de cada variedad de uva, en Valtravieso elaboran cada pago por separado. Utilizan técnicas como el delestage (utilizada durante la fermentación para favorecer la extracción de color y los compuestos fenólicos), los remontados (extracción del mosto desde la parte baja del depósito, elevándolo y dejándolo caer sobre el sombrero) o bazuqueos (rotura del sombrero para que se mezclen las partes sólidas con las líquidas), según la necesidad del vino y la decisión del enólogo, siempre buscando conseguir que el resultado final exprese la grandeza de sus viñas.

En la nave de elaboración cuentan con 32 depósitos de acero inoxidable, teniendo la capacidad de elaborar 560.000 litros.

Bodegas Valtravieso Ribera del Duero

2.500 barricas de roble francés de 1, 2 y 3 años repartidas en tres alturas, facilitando así el trasiego y el trabajo durante la crianza de sus vinos.

Bodegas Valtravieso Ribera del Duero

Tras el embotellado, el vino reposa en la nave botellero, capaz de albergar hasta 1 millón de botellas. Allí estarán el tiempo necesario hasta que se encuentre en condiciones perfectas para su consumo.

Tuve la oportunidad de conocer la bodega gracias a la invitación de Álvaro Cerrada, de la empresa Yalocatoyo, junto a un grupo de blogueros y comunicadores enogastronómicos. En la visita catamos vinos de diferentes añadas, pudiendo comparar así el mismo vino, pero cosechado en diferentes años, siendo así conscientes de su evolución a lo largo del tiempo.

Bodegas Valtravieso Ribera del Duero

En la sala de catas probamos el Reserva 2011 y 2010 (88% de Tempranillo 88%, y 12% de Cabernet y Merlot); VT Tempranillo 2011 y 2010 (100% Tempranillo); VT Vendimia Seleccionada 2010 y 2006 (75% Tempranillo y 25% Cabernet y Merlot). Comiendo degustamos los vinos VT Tempranillo 2006 y VT Vendimia Seleccionada 2004.

Un lujo de visita y de bodega. Un día perfecto entre viñedos junto a compañeros que comparten la misma pasión por el vino y la gastronomía.

Bodega Valtravieso
Finca la Revilla, s/n, 47316
Piñel de Arriba, Valladolid

Tel.: 983 48 40 30
valtravieso@valtravieso.com
www.valtravieso.com

 

Fotografía | Mavi Balabanian