Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

 

Nos gusta tanto el vino que además de beberlo, queremos utilizarlo para cuidarnos la piel con sesiones de vinoterapia, comerlo en dulces y ricas gominolas e incluso vestirnos con vino.

Esta vez traemos una receta del mismísimo Juan Mari Arzak, un prestigioso cocinero donostiarra conocido en todo el mundo. En el restaurante Arzak, esta manera diferente de disfrutar de vino la llaman “Vino Tinto Crujiente”. Y es que se trata de una galleta hecha con vino y de textura fina y crocante, perfecta para acompañar postres o decorar platos en la mesa.

Ingredientes que necesitamos para elaborar el “Vino Tinto Crujiente” (receta para unas 6 personas… o para una muy golosa :)

750 ml. Una Botella de Vino Tinto
200 gr. de Mantequilla
400 gr. de Azúcar
185 gr. de Harina

Para que la galleta quede rica y bien buena, no vale cualquier vino. Tiene que ser de calidad, de capa alta (de color oscuro). Según dicen ellos “cuanto mejor es el vino, mejor será nuestro crujiente”.

  • Empezamos hirviendo el vino hasta que reduzca a un tercio.
  • Mientras hierve, trabajamos la mantequilla hasta que tenga una textura de pomada.
  • Ahora es el turno de mezclarlo todo: el vino, la mantequilla, el azúcar y la harina (previamente tamizada).
  • Esa masa o crema resultante, hay que extenderla bien fina sobre un papel de horno, silpat o silicona.
  • Horneamos a 125 grados durante 20 minutos.
  • Sacamos la preparación del horno a 125 grados y la dejamos enfriar.
  • Una vez frío, troceamos la mezcla al gusto.

Y así ya tenemos nuestras galletas crujientes de vino tinto para acompañar postres o comerlas picando a gusto :P

Vía Hogarmania