Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Castillo de Mendoza es una preciosa bodega enclavada en el Paraje de San Juan, antigua finca propiedad de la familia Mendoza-Cadarso, quienes la inauguraron en el año 1994. De las 35 hectáreas de viñedo en propiedad, alrededor de 15 hectáreas están certificadas como de Cultivo Ecológico.

Numerosos premios avalan la calidad de sus vinos, elaborados cuidadosamente con las variedades de Tempranillo y Graciano, cultivadas en los 9 pagos repartidos por diferentes parajes del municipio de San Vicente de la Sonsierra, un precioso pueblo de La Rioja Alta conocido por su larga tradición vitivinícola.

La bodega enamora, igual que lo hacen sus vinos. Pero no vamos a hablaros de notas de cata (si os interesa, podéis descargar haciendo click aquí sus fichas técnicas), sino de la historia que hay detrás de cada una de sus etiquetas. Relatos donde los animales, la tierra, el amor, la valentía y el esfuerzo cobran vida.


Chirimendo. Maceración carbónica

Bodegas Castillo de Mendoza

“Cansado de su servil condición de nuncio, el gallo orgulloso decidió seguir durmiendo y dejar que fuese el pueblo, reunido en indignada asamblea de ruido y relojes, el que despertase cada mañana.”


Vitarán. Crianza

Bodegas Castillo de Mendoza

“En las noches cerradas, clandestino y lento, el toro se desabrocha la bravura, apaga la muerte que lleva consigo, dobla las manos sobre la hierba húmeda y disfruta del espectáculo de su propia sangre llenándole el cuerpo de vida.”


Momilde. Crianza. Vendimia seleccionada.

Bodegas Castillo de Mendoza

“A él le gusta llevarle la contraria. Si ella mengua, él crece. Si crece, él mengua. Y se niega a comer si la ve plena. Pero cuando la luna se esconde, el zorro pierde el sueño buscándola a gritos porque no sabe qué hacer.”


Noralba. Crianza. Agricultura ecológica.

Bodegas Castillo de Mendoza

“Ante el riesgo de ser despellejada y convertida en odre, la cabra huyó hasta encontrar el lugar adecuado y hundió la pezuñas en el suelo con tal convicción que sus venas enraizaron en la tierra roja y las ubres se le llenaron de vino.”


Castillo de Mendoza. Reserva.

Bodegas Castillo de Mendoza

“Con gran esfuerzo, la polilla se convirtió en águila para rebotar contra el sol, creyendo, polilla ilusa, que aquella luz, la más hipnótica, que aquél calor, el más profundo, también estarían encerrados en una botella.”

 

Seres escondidos en sus diseños, reflejados uno a uno, hasta llegar a Evento, un alta expresión que engloba cada pequeña fábula en un anillo de armonía, elegancia y equilibrio.

Bodegas Castillo de Mendoza


Bodegas Castillo de Mendoza
Paraje de San Juan s/n 
26338
San Vicente de la Sonsierra, La Rioja
Tel.: 941 334 496
bodegas@castillodemendoza.com
www.castillodemendoza.com