Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Escribir con vino es una práctica que hasta ahora la habíamos practicado con pinceles, sobre lienzos, realizando creaciones artísticas y vinícolas de lo más curiosas. Pero esto es nuevo: un bolígrafo de tinta de vino.

Jessica Chan, una diseñadora industrial de Oregon (Estados Unidos), es la inventora de esta pluma con la que podremos escribir con vino tinto. Un producto ecológico (vino frente a tinta), sostenible (es reutilizable), que ha visto la luz gracias al crowdfunding, a través del cual ha recaudado más de 62.000 dólares.

“Winkpen nació del deseo de crear una forma alternativa y sostenible a algo que muchos de nosotros usamos en nuestra vida diaria. Los bolígrafos tradicionales son productos desechables, una vez agotada la tinta se convierten en cajas de plástico vacías que inevitablemente terminan en la tierra, el mar o cualquier otra parte. Con Winkpen, sin embargo, se tiene una estilográfica de calidad que se puede recargar de tinta en casa.”

El vino cada vez nos demuestra la gran versatilidad que tiene, además de lo bueno que está :) Eso sí, Winkpens es un invento que va más allá de poder escribir con vino, ya que también puede recargarse de zumo, té, o cualquier líquido que tiña.

Un regalo perfecto para todos los winelovers, pero sobre todo para los escritores del vino :) Poder escribir con el origen de la inspiración es un placer que hoy por hoy es posible gracias a Jessica Chan y su invento, el Winkpen.