Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

¿Qué mejor manera de terminar una tarde de visita a bodegas
que disfrutando de la gastronomía riojana en el famoso Restaurante Los Calaos?

Os aseguro que comer dentro de un Calado
es una experiencia vinícola que vale la pena :)

Además, mientras comes y bebes un buen vino,
puedes disfrutar observando el diVino momento de la creación.
El instante en el que Dios y el Hombre hicieron el Vino.

(Comida después de hacer la ruta de bodegas de Briones
realizada en Las Noches de San Lorenzo)