Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

¿Demasiado estrés?

¡Disfruta del momento!
¡Relájate y tómate un buen vino!
¡Saca de la bodega el vino más caro que tengas,
ese que guardas para una “ocasión especial”,
y tómatelo sola o con tu pareja en el sofá mirando la tele!

¡Siéntete sexy!
¡Sé una diosa divina de la muerte!

Porque la vida es demasiado corta
como para no disfrutar siempre de lo mejor de cada día ;)