Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

¿Algo divertido para hacer con los niños
y aprovechar los corchos de las botellas una vez terminadas?

Hagamos nuestros propios sellos con corchos de vino :-)

Necesitamos:

  • Corchos
  • Cúter
  • Un rotulador negro

¿Queréis saber cómo hacerlo paso a paso?

Sellos con corchos de vino

Cogemos un corcho y le cortamos uno de los lados con el cúter.
En el lado cortado, trazamos un dibujo (un corazón, una gota… ¡lo que quieras!)

Y ahora la parte que más paciencia requiere: con el cúter, vas cortando alrededor
del dibujo, dándole profundidad, dejando que resalte.

De esta manera tan sencilla tendremos nuestros sellos personalizados.

¿Queda bonito no?
 
Un consejo: beberse el vino después (nunca antes) de utilizar el cúter… por si acaso ;-)